Hace más de dos años que comenzó nuestra aventura empresarial, un camino lleno de lecciones y aprendizaje. La balanza se inclina, sin ninguna duda, a lo positivo, a pesar de lo baches que hayamos podido encontrar en la ruta. Hemos puesto en marcha una idea transformándola en una herramienta tecnológica para ayudar a los demás y facilitar sus tareas. La hemos adaptado, transmitido y ofrecido con esfuerzo y todas las limitaciones, económicas o no, a las que se enfrenta cualquier negocio en la época de crisis actual. Pero, ante todo, nos hemos sentido plenos viendo cómo muchos clientes nos transmitían su satisfacción y valoraban la utilidad de nuestro producto. Ahora, echando la vista atrás, sabemos que ha llegado la hora de hacer balance.

Cerramos una etapa aprovechando este año que acaba, y empezamos otra de consolidación empresarial, retos y objetivos claros. Pero no podíamos arrancar de nuevo sin analizar los pasos que nos han traído hasta aquí. El panorama de inicios del 2019 no parecía alentador. La falta de perspectivas vaticinaba una merma en las fuerzas del personal. Pero no se puede despegar sin tocar la pista y, ese mismo bajón, levantó la vista del equipo y le motivó a planear estrategias no sólo para continuar, sino para crecer. Incorporamos una persona más a nuestro equipo para mejorar nuestra presencia digital y estar más cerca de nuestros clientes. Crear una oportunidad laboral cuando las cifras de paro son tan abultadas es una de las decisiones más gratificantes para una empresa.

PISAMOS EL ACELERADOR

Pero no hemos crecido solos este año. De la mano del Programa Minerva, hemos pasado a la última fase de aceleración. En esta fase, y en las anteriores, nos hemos adentrado profundamente en el universo startup con asesoramiento, formación y recursos del más alto nivel. Hemos participado con un stand en grandes foros como Fitur, Minerva Day de Vodafone y otros meeting points tan importantes como el South Summit o Evento Days para conectar con los sectores a los que nos dirigimos. Hasta hemos salido en la televisión y seguro que te has encontrado con nosotros en la prensa.

Mientras tanto, hemos trabajado con grandes clientes que han probado la magia de las pulseras NFC. Pernod Ricad ha protagonizado una campaña de activación llamativa con pulseras personalizadas; en el festival Sun & Snow unas 3.000 personas pudieron acceder al recinto y consumir a golpe de muñeca; Smiletrip ha brindado el viaje de sus vidas a centenares de jóvenes; con Deporte & Business nos hemos ido a jugar el Open de Golf Femenino de España; nos hemos recorrido las ferias más importantes de la geografía andaluza y mucho más.

Fotografía secundaria

Provincias en las que Bracelit ha dado servicio a sus clientes.

Pero también hemos hecho nuevos amigos y nuevas relaciones empresariales. A mitad de año celebrábamos nuestra asociación con MOMO Group, entidad especializada en el desarrollo de soluciones y servicios financieros en la Economía Digital. Esto nos ha permitido ampliar y potenciar nuestras funcionalidades junto a profesionales del fintech. Entre tanto, hemos hecho mudanza y hemos estrenado sede y oficina. Además, nos hemos podido hacer con unas cuatro ruedas para llevar a Bracelit a todos los rincones y facilitar nuestra labor comercial.

BRACELIT EN CIFRAS

Sin embargo, para hacer un buen balance y una mejor valoración son imprescindibles los números. A lo largo de este año 85 clientes han contratado en sistema Bracelit para gestionar recintos y eventos. La implantación del sistema a través de los mismos ha supuesto que más de 100.000 usuarios lo hayan utilizado a través de una pulsera, tarjeta o lanyard con tecnología NFC incorporada.

Esto quiere decir que todos estos usuarios han experimentado el mundo de los pagos digitales, han evitado colas innecesarias en accesos y puntos de venta y han participado de la revolución tecnológica de los tiempos que corren. Gracias a todo esto, Bracelit ha logrado más del doble de su facturación poniendo sobre la mesa las cifras del año anterior. Algo que nos ha permitido seguir creciendo e invirtiendo en recursos para hacer a nuestro producto cada vez más atractivo.

De otro lado, el uso de nuestro sistema se ha expandido a 12 provincias españolas y hemos logrado traspasar fronteras. Así, Bracelit ha prestado servicio en cuatro países distintos. Todo lo señalado, y seguro que mucho más que nos quedamos en el tintero, ha ocupado los meses que ha compuesto este 2019. Hemos pasado el año trabajando, como nos gusta y, ahora que hemos despegado, cerramos esta etapa para abrir otra con nuevos retos.

Como empresa experimentada, nos convertiremos en un referente en la digitalización de los pagos en los sectores del turismo y el ocio. Nos orientamos a grandes clientes con estrategias nuevas, meditadas y trabajadas, para hacer llegar nuestro sistema al mayor número de usuarios posible. Nuestro objetivo es hacer partícipe a la sociedad del cambio de era hacia las nuevas tecnologías que pueden facilitar la vida. Sin más, cerramos el 2019 dando las gracias a todos los que han confiado en nosotros. No nos vamos, en el 2020 seguiremos esforzándonos y trabajando para dar el mejor servicio y para continuar creciendo con vosotros y con los que aún no nos conozcan. Para el resto, os deseamos muchos éxitos personales, profesionales y empresariales, esperando que el nuevo año venga cargado de buenas noticias

¡GRACIAS!

Imagen de cierre de texto