El turismo es uno de los sectores más importantes a nivel mundial. Su actividad mueve a millones de personas al año y genera grandes cantidades de dinero. Sin embargo, también cuenta con una fuerte competencia en todos sus subsectores. La industria hotelera es un ejemplo de esto último. La oferta de hoteles es cada vez mayor, y para sus gestores se hace más que necesario incrementar su valor diferencial. Contar con buenas instalaciones y servicios de calidad ya no basta para conquistar a los huéspedes. Ahora hay que conectar con los clientes y ¿Qué es lo que más eficazmente conecta con las personas en los tiempos que corren? La tecnología. Elemento que beneficia también a los empresarios, que pueden optimizar la gestión de hoteles.

El sector hotelero no puede anclarse al pasado y quedar fuera de la revolución tecnológica. Debe avanzar para satisfacer las exigencias en constante evolución de los huéspedes. Unos clientes que ya se han acostumbrado a utilizar tecnología a diario para gestionar su tiempo, su dinero y hasta sus relaciones. Por esto, las expectativas de los usuarios al respecto de la tecnología durante su estancia en un establecimiento son altas. Los profesionales hoteleros tienen en su mano modernizar sus complejos para mejorar la experiencia de los huéspedes y, a su vez, optimizar la actividad de los mismos.

PULSERAS PARA HOTELES

Los dispositivos wearables para gestionar una estancia es lo último en cuanto a la mejora de la experiencia del usuario. Esto es posible gracias a la tecnología NFC que, implementada en dispositivos como pulseras, multiplica sus funcionalidades. Pagar, canjear consumiciones, abrir la puerta de la habitación, reservar espacios o servicios son sólo algunas de sus utilidades. La esencia de estos sistemas es un chip que sirve de almacén de datos y se activa con un lector, ya sea un Smartphone, cerradura o torno.

Así, los huéspedes pueden recargar desde su misma tarjeta de crédito una pulsera cashless y pagar en los bares, restaurantes o zonas chill out. Del mismo modo, podrán reservar espacios o actividades que ofrezca el hotel como pistas de tenis o sesiones de spa. Todo ello a través de una aplicación. El chip actúa de identificador seguro, puesto que la protección de datos requiere la máxima atención en estos alojamientos. El registro de información es útil para utilizar la pulsera NFC como llave de la habitación e incluso para incrementar la seguridad de los menores que la lleven.

Fotografía secundaria

Los niños llevan durante toda la estancia una pulsera con datos como su ficha médica o un teléfono al que acudir en caso de urgencia. Además, el dispositivo es prácticamente irrompible y resistente al agua. Por ello, el huésped puede despreocuparse de llevar dinero o llave a cualquier área del hotel, incluida la piscina. Todas estas aplicaciones serán bien vistas por los clientes, que valorarán la automatización de los procesos implicados.

MEJORA LA GESTIÓN DE HOTELES

Implementar tecnología NFC no sólo mejora la experiencia de los huéspedes, también ayuda a la gestión de hoteles. La apuesta por la digitalización es un factor estratégico que revierte en beneficios para la empresa hotelera. Primero, ofrecer pagos cashless ayuda a incrementar el consumo. La rapidez y agilidad para para acceder a consumiciones estimularán a los clientes. De otro lado, contar con cerraduras adaptadas para abrirse con una pulsera eliminará otros elementos más arcaicos como llaves tradicionales o tarjetas.

Un PMS o software de gestión, un CRM o gestor de relaciones con los clientes, o un booking online son otras herramientas útiles. Sin embargo, estos elementos son más útiles en la etapa anterior a la estancia del cliente, mientras que la tecnología NFC se centra más en optimizar la actividad durante la estancia de los clientes. El chip de la pulsera almacena, además, los movimientos de cada huésped. Así, los gestores hoteleros podrán conocer todas las variables útiles, como las consumiciones, sobre su complejo. Esto ayudará en la futura toma de decisiones aplicando el Business Intelligence. Además, conocer la trazabilidad de clientes permite ofrecerles experiencias a medida o promociones para mejorar la fidelización.

Bracelit en un sistema basado en NFC implantado en pulseras. Un sistema personalizado al triple nivel que cuenta con el weareable, una APP de gestión para el personal del hotel y una web APP para los huéspedes. Con él, podrás marcar la diferencia sobre otros establecimientos, mantenerte actualizado y generar más clientela, lo que es sinónimo de más beneficios. Entra en www.bracelit.es o cuéntanos sobre tu hotel en contacto@bracelit.es y recibirás una propuesta a medida para incrementar la rentabilidad en la gestión de hoteles ¡Súmate a la revolución tecnológica!