Meaningful Innovation es un concepto que centra la innovación en lo realmente importante centrándose en afrontar los grandes problemas de la sociedad. Consiste en enlazar proyectos de I+D a necesidades reales de las personas.

El concepto busca crear impacto en tres formas distintas:

  • Tecnológicamente: creando operativas sostenibles, útiles y eficaces.
  • Socialmente: cuyos problemas, deseos y necesidades se identifiquen y resuelvan en un plazo razonable de tiempo.
  • Empresarialmente: donde se creen modelos de negocio de éxito que permitan crear empleos indefinidos en el tiempo.

Tecnología, empresa y sociedad

Toda innovación tiene una cosa en común: simplificar la vida de los usuarios. Para poder ser creativo y unir estos tres factores, es muy importante reducir la complejidad, enfocarse en lo realmente importante y hacerlo simple.

Innovación uniendo tecnología y modelo de negocio tiene una alta complejidad por el cúmulo de factores que intervienen. Ahora bien, si a esto le sumamos el factor humano como un pilar más, el reto aún es mayor. Donde al principio teníamos que estar muy centrados en que la innovación fuera realizable, alcanzable y vendible; ahora tenemos que fijarnos en que tenga buena aceptación, que cumpla las expectativas del cliente, que sea operativa y sobre todo, útil.

“Un coche siempre no ha sido un simple medio para llegar de A a B sino la independencia personal que ofrece.” DIETER ZETSCHE

¿Por qué es tan importante?

Cambio en el comportamiento del consumidor

En una España donde el 96% de las personas tienen un Smartphone, hace que el acceso a todo tipo de información esté al alcance de la mayoría. Y, ya no sólo la información, sino que productos y servicios de cualquier región del mundo.

Esto provoca en la sociedad un sentimiento que reduce la importancia de lo material, buscando vivir experiencias únicas y centrándose más en lo humano.

Tendencias cambiantes

La globalización genera tendencias mundiales y que, movimientos que surgen en las antípodas del planeta, tengan una repercusión directa sobre nosotros. Estas tendencias despiertan intereses distintos sobre las personas y estimar su duración no es una tarea trivial.

Por ello, estar despiertos y tratar de anticiparse a ellas, para adaptar modelos de negocio existentes o crear otros nuevos, puede suponer importantes beneficios.

Simplicidad, utilidad y accesibilidad

Hay que remarcar la importancia de que cuanto más simple, más útil y a más personas podamos llegar; mayor será nuestra probabilidad de éxito. Aquellos modelos de negocio que se diseñen siguiendo estas directrices se posicionarán por encima del resto. Esto son ventajas competitivas que, siendo procedimentales y siguiendo unos patrones, se convierten en un salto de calidad hacia el cliente.

Tenemos que pensar que la esencia del Meaningful Innovation está en innovar desde y para las personas.

Modelos de negocio sostenibles y duraderos

Cada vez más, estamos viendo lo esencial que es, no solo adaptarse a las necesidades del cliente, sino que esta se satisfaga con medios que cuiden nuestra salud, y la del planeta.

Crear productos o servicios que reduzcan la complejidad de alguna operativa diaria puede hacer modelos de negocio de éxito más duraderos.

Además, estos generan impactos colaterales muy beneficiosos como la generación de empleo, riqueza e incluso la creación de nuevos negocios en torno al nuestro.

Generación de experiencias como modelo de éxito

El servicio que damos desde Bracelit está diseñado siguiendo este concepto. El Meaningful Innovation y su filosofía nos ha ayudado a crear más de una centena de funcionalidades centradas en eliminar preocupaciones, optimizar procesos y ofrecer un control total a la actividad de nuestros clientes.

Partimos de la base de que el consumidor lleve todo lo necesario al alcance de su muñeca: entrada a un congreso, dinero para un concierto o su tarjeta de visita. Es decir, desde un proceso de identificación del usuario, se crea una serie de funcionalidades que aportan valor a este y a nuestro cliente (la organización, gerencia, institución, etc.).

La innovación en nuestro modelo de negocio está en aglutinar utilidades y crear valor tanto al usuario como al empresario. Mezclando dispositivos wearables, con smartphones y que su interacción genere datos que faciliten la toma de decisiones y aumenten el rendimiento económico.