El sector del turismo es uno de los más perjudicados en esta crisis del COVID-19. El parón por el confinamiento, así como las medidas sanitarias para la vuelta a la normalidad, han afectado gravemente a los negocios que giran a su alrededor. La necesidad de evitar nuevos contagios ha llevado a que medidas de seguridad como la reducción al 50% del aforo. Esto pone en serio peligro la rentabilidad de los locales. Sin lugar a dudas, los comercios se enfrentan a un gran reto para fomentar el consumo y atraer de nuevo a la enorme afluencia turística de nuestra zona.

Ofrecer un servicio de calidad, eficiente y que frene la propagación del virus con formatos tan analógicos como los actuales se convierte en un verdadero desafío. Para ayudar a conseguirlo, Bracelit propone la creación de entornos de pago digitales a través de la tecnología contactless. Las pulseras electrónicas para pago, gestión de recintos y control de aforos son ya una realidad para potenciar el turismo.

Funcionalidades contactless

Sin embargo, más allá de hacer posible un pago seguro para el cliente y mejorar la gestión de stock, ofrece un amplio abanico de posibilidades:

Bracelit ofrece una herramienta de doble nivel que permite una interacción entre turistas y negocios completamente dinámica. A un lado, tenemos un elemento wearable como es la pulsera inteligente contactless. Esta permite al turista realizar todas las acciones posibles simplemente acercándola a un lector. Por otro lado nos encontramos con una App Web. Con ella, el comercio podrá acceder a datos relevantes en tiempo real, así como interactuar con los turistas.

Su principal funcionalidad, la cual permite adquirir un producto sin efectivo, es la denominada cashless. Este es ya un método en auge. Un ejemplo de esto son las propias tarjetas bancarias. Además, está demostrado que las soluciones cashless incentivan el consumo hasta un 20%. Adaptándose a la perfección a la situación actual dada la necesidad actual de fomentar el consumo.

Control de aforo: a través de un lector en el acceso al establecimiento, se puede gestionar el aforo en tiempo real. La pulsera con un Chip NFC integrado en ella permite conocer el número exacto de asistentes que se encuentran dentro del local. De igual manera, posibilita al comercio a modificar el límite de personas que pueden entrar. Esta acción permite que éste se adapte a las exigencias sanitarias de una forma rápida y sencilla.

“Bracelit proporciona un sistema de control total, para que tanto el empresario como el organizador del evento, puedan tener todos los datos que se generen a su alcance” Diario de Sevilla

Gestión de reservas: el sistema permite hacer reservas de manera que el cliente puede asegurarse su mesa en su lugar favorito, ahorrándose los tiempos de espera. De forma paralela, el comercio podrá asegurarse el ingreso (incluso por adelantado), gestionar el aforo restante, personal necesario, ofertas a realizar, etc.

Ofertas especiales: los negocios pueden publicar en la AppWeb ofertas especiales para los turistas, lo cual hace que el consumo sea incentivado por la percepción de exclusividad. Además, da la capacidad al establecimiento para adelantar ingresos gracias a la venta con antelación. Acción que mejorará notablemente la rentabilidad del mismo.

Un gran impulso competitivo al turismo

Además de todas las funcionalidades descritas, el uso de la tecnología contactless posiciona a los comercios involucrados como referentes en el uso de innovación para el turismo. Son numerosos los medios que se hacen eco de la tecnología NFC, como la más segura ante esta pandemia. Esto contribuirá a aumentar el consumo. Estas herramientas otorgarán valor añadido al negocio y, además, ayudarán a generar el impacto necesario para potenciar el sector. Con este sistema, Bracelit pone en manos de sus clientes la capacidad de generar entornos de pago que generen ingresos reales e inmediatos.

¡Todo esto y mucho más es posible! Puedes contactar con nosotros a través del correo: contacto@bracelit.es o llamando al 652 308 532. ¡Estaremos encantados en atenderte!