Llega el verano y con él, las temperaturas cálidas con las que disfrutar de momentos tan deseados como un buen chapuzón en la piscina de tu ciudad. Aunque la situación actual nos trae una nueva realidad con aforos más limitados, chequeos de temperatura, distancia social… Pero nada de eso podrá parar con tus ganas de pasarlo bien.

Bracelit presenta Smart Pool, el sistema contactless para la gestión de recintos y control de aforos en vivo. Ahora la administración de tu piscina es mucho más fácil, segura y económica gracias a nuestra tecnología integrada en pulseras electrónicas.

TODO EN UNA PULSERA

La tecnología Contactless es la principal aliada para la construcción de Smartcities y, además, nuestra piedra angular. Esta se presenta como una solución que elimina el contacto interpersonal, medida recomendada por la WHO para frenar los contagios por COVID-19.

Una forma totalmente segura para hacer pagos y reservas, evitando el dinero en efectivo y agilizando el proceso. Esta tecnología aplicada a elementos wearables como pulseras o brazaletes se convierte en una potente herramienta de gestión que permite además agilizar trámites y dar visibilidad a las marcas que en estos aparecen.

Los usuarios tienen su entrada o bono para la piscina en la muñeca, y para controlar el acceso, basta con acercarla a un lector, que puede estar instalado en un torno o ser simplemente un smartphone. En este momento, el vigilante identifica y cobra al bañista de manera instantánea, pero además tiene acceso a otros datos relevantes.

IDENTIFICACIÓN DE MENORES: Con las pulseras NFC, a la hora de identificar al usuario, se tiene acceso a información de vital importancia como patologías y alergias. Además, con la propia PDA, es capaz de ponerse en contacto con su tutor/a de manera instantánea. Todo ello permite al vigilante en caso de urgencia actuar de una forma rápida y segura.

AFORO EN VIVO: Una vez se ha registrado el acceso, el vigilante tiene en todo momento la información acerca de las personas que permanecen dentro del recinto. A su vez, este queda limitando a través del sistema al máximo de personas del aforo legal, pudiendo adaptarse a las distintas situaciones posibles como los cambios de fase, eventos especiales y demás.

TRANSACCIONES Y PAGOS SIN SACAR LA CARTERA

Sin lugar a dudas, esta herramienta simplifica enormemente la gestión de recintos, pero además abre un gran abanico de posibilidades para el usuario. Una de las funcionalidades más potentes de estas pulseras NFC es que sirven como monedero electrónico. Con ella, puedes reservar las entradas, adquirir ofertas e incluso comprar en el quiosco de la piscina sin necesidad de llevar la cartera o efectivo. Todos estos trámites son posibles gracias a una Web App conectada a la pulsera, con la que acceder a todos los tramites de una forma muy intuitiva. Basta con recargar, acercar y pagar, lo que reduce las posibilidades de robo. Además, nuestra tecnología es totalmente acuática, por lo que el usuario puede disfrutar del baño sin ninguna preocupación.

De igual forma, los establecimientos dentro del recinto, pueden utilizar el sistema para enviar ofertas y promociones a los usuarios. En su mismo móvil podrán recibir alertas o descuentos que adquirir y canjear con la pulsera.

Si quieres unirte a la revolución tecnológica y hacer diferente tu oferta turística, no dudes en ponerte en contacto con nosotros entrando en www.bracelit.es o en contacto@bracelit.es

¡Te estamos esperando!