Emilio Moro

Bracelit permite identificar botellas, controlar el acceso, gestionar pagos digitales y crear rutas culturales, gastronómicas y turísticas. Los visitantes reciben una pulsera al comenzar su visita por la bodega. Cada vez que acceden a un recinto o consumen cualquier producto, acercan su pulsera contactless a una PDA o lector fijo de esta manera se controlan sus movimientos y se genera una base de datos en vivo.

Artículos relacionados